Se acerca el verano y en Mobikids.es estamos preparando unas ofertas extraordinarias en muchos de nuestros productos. Además ya tenemos cosas nuevas para ti en nuestra web, como nuestra nueva ropa bio de bebé.

Consejos para ir a la playa en Mobikids

Se acerca el verano y en Mobikids.es estamos preparando unas ofertas extraordinarias en muchos de nuestros productos. Además ya tenemos cosas nuevas para ti en nuestra web, como nuestra nueva ropa bio de bebé.

Consejos para ir a la playa en Mobikids

El verano, para los más pequeños, es sobre todo tiempo libre, y en muchas ocasiones, playa y sol. Las playas son uno de los campos de juego que más opciones ofrecen a tus hijos. El agua les da muchas posibilidades y la arena, es la superficie perfecta para todo tipo de juegos, blanda y segura. Y en la orilla del mar encontraréis múltiples materiales naturales, como conchas o piedras pulidas, con lo que podrán disfrutar.

Pero igual que es un lugar con mucha diversión, hay que tomar una serie de precauciones básicas para que un día en la playa no se convierta en una pesadilla, como la vigilancia constante, la protección ante el sol, la hidratación continua, o elegir la playa adecuada.

La mejor playa para tus hijos.

No siempre se puede elegir el tipo de playa al que ir con los peques. No obstante hay algunas cosas que conviene saber antes de iniciar el día. Es importante verificar que la playa cuenta con las medidas de seguridad adecuadas, socorrista acreditado y una correcta señalización.

Es interesante, además informarse da las características de la playa, como cuando es la pleamar, que profundidad tiene, si hay presencia de corrientes o zonas delimitadas por su peligrosidad, si tiene canal de embarcaciones, si posee bandera azul, etc…

Al llegar hay que buscar un panel informativo y colocarse en una zona de la playa cerca del puesto de socorro y de los servicios más importantes. Los niños deben bañarse en la orilla, nunca en las zonas profundas. Cuando esté en el agua no le quites los ojos de encima y anímale a que tenga la cabeza remojada constantemente. Para un niño es fácil desorientarse en la playa, la gente y el ser un lugar desconocido pueden jugarle una mala pasada. Si es suficientemente mayor puedes pactar unas reglas por si se pierde, como un lugar reconocible al que acudir si se desorienta.

Cuidado con el sol.

La luz del sol es muy buena para la salud, aumenta la sensación de bienestar y felicidad. Ayuda a sintetizar la vitamina, pero el sol, en la playa, puede resultar demasiado fuerte para los pequeños de la casa. La reflexión de los rayos solares crece un 25% debido al reflejo en la arena. Por lo tanto la medida más importante es evitar la exposición directa al sol en las horas de mayor intensidad, entre las 12:00 y las 16:00.

Una buena estrategia, siempre que se pueda, es bajar a la playa temprano y no estar más dos horas seguidas. Al mediodía volver a casa a comer y descansar un poco o hacer otras actividades para volver de nuevo a la playa una vez que la intensidad solar haya bajado. No hay que dejarse engañar con los días nublados ya que las nubes solo impiden pasar entre un 10 % y un 15% de la radiación solar, y hay que tomar las mismas medidas de seguridad que cuando el sol brilla en lo alto del cielo.

Los menores de 6 meses no deben ser expuestos directamente a los rayos del sol en ningún caso. Su piel es demasiado delicada y fina,  ni el sol ni las cremas (a no ser que la recomiende el pediatra), son recomendables en esta etapa.

Para el resto de niños, pequeños y adolescente, es imprescindible que utilicen crema solar y gorro para la cabeza. Sólo se lo deben quitar bajo una buena sobra. El protector solar es una pieza clave en toda visita a la playa, y es mucho más importante en el caso de los niños. El pediatra será el que os recomiende qué marca de crema utilizar y qué factor de protección (siempre que ofrezcan protección frente a los rayos solares UVA y UVB), pero no deberá ser menor de 25 o 30. Hay que extenderla por todo el cuerpo y aproximadamente 30 minutos antes de iniciar la exposición al sol, para que pueda ser correctamente absorbida por el cuerpo.

Otros riesgos.

La exposición prolongada al sol puede llevar al niño a una deshidratación muy fuerte en un espacio de tiempo bastante corto. Los niños y adolescentes aún no tienen un sistema regulador interno preparado para auto regularse con total fidelidad, y pueden necesitar agua y deshidratarse con cierta facilidad. Por lo tanto es imperativo disponer de agua, líquidos y alimentos frugales que tomen con frecuencia.

Es importante encontrar momentos de descanso, a poder ser bajo una buena sombra, para que puedan regular su temperatura de una forma natural.

Por desgracia hay playas que no están tan limpias como nos gustaría y la arena puede esconder sorpresas desagradables. Colillas, basuras, cristales y todo tipo de desperdicios pueden encontrarse en las zonas donde rompe el agua. Basta con una inspección de la zona donde van a estar vuestros hijos y siempre que se pueda animarles a que jueguen sobre una toalla y con el bañador puesto (eso les evitará muchas infecciones).

No hay que perderles de vista cuando jueguen en la arena, sobre todo a los más pequeños. Es importante que sepan “jugar” solos, con sus juguetes de playa y la naturaleza, pero eso no implica que no estén vigilados.

 

Dejar un comentario
Por favor, introduce tu nombre.
Por favor introduce tu correo electrónico
Por favor, introduce un mensaje
 Acepto la Política de Privacidad.

Responsable » HABIPEKE SL (www.mobikids.es)
Finalidad » Dar respuesta a su opinión.
Legitimación » Consentimiento del interesado
Destinatarios » Base de datos de Mobikids.es y dependiendo del tipo de solicitud, sus datos pueden ser cedidos a fábrica o a los transportistas.
Derechos » Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación del tratamiento, cancelación, portabilidad y oposición enviando su solicitud a infoclientes@mobikids.es

 

En primera página
5 Artículos esenciales para la habitación del bebé
5 Artículos esenciales para la habitación del bebé
¿Qué tipo de cuna es la más adecuada? ¿Compramos un cambiador? Los bebés no nacen con un manual de instrucciones. Todos los papás y mamás primerizos tienen muchísimas dudas sobre qué comprar y qué no comprar para la habitación de nuestro primer bebé. Aquí te proponemos 5 artículos esenciales que segur